Home »

Asesinato en el Orient Express

MEDIATECA,  Apuntes de cine

Asesinato en el Orient Express  (2017)

Vuelve Agatha Christie

Sí, vuelve nuevamente Agatha Christie, de la mano de la última versión de su novela “Murder on the Orient Express”. Una producción de 20th Century Fox, que en el año 2015 encargó al director británcio Kenneth Branagh, y que se presentó en sociedad hace un año, a finales de mayo de 2017. Han pasado más de cuarenta años desde que se llevara a la gran pantalla la primera versión cinematográfica de esta novela de misterio e intriga. El gran cineasta norteamericano Sidney Lumet fue el que en 1974 hizo la primera adaptación para el cine, con un reparto extraordinario de actores. Así que Agatha Christie sigue estando con nosotros, lejos del olvido; esta vez, con una puesta en escena espectacular, muy del siglo XXI. La trama guarda el suspense propio de la novela original, lógicamente tiene que ser el punto fuerte, y ciertamente lo consigue.

¡Muy recomendable!

A destacar. La narrativa visual es magnífica. Las interpretaciones son buenas, dando un perfil muy teatral. El reparto es de primer orden, encabezado con Kenneth Branagh, con Penélope Cruz, Willen Defoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer (magistral)… La lujosa ambientación contribuye a crear un ambiente propio de tan glamuroso tren.

 

Recordando a Agatha Christie

“ Té con Agatha Christie ”

Con unas pinceladas sobre su popular producción literaria.

Los lectores amantes del misterio y del suspense siempre han tenido en Agatha Christie a su mejor aliada. Esta mujer, nacida en el Reino Unido a finales del siglo XIX, tiene en su haber el ser la escritora más leída, además de la astronómica cifra de dos mil millones de copias vendidas, todo un récord. Casó en segundas nupcias con un arqueólogo, con el que se dedicó a viajar a Irak y Siria. Estos viajes le sirvieron de inspiración para algunas de sus novelas. Los personajes y las tramas de sus relatos frecuentemente los sacaba del comportamiento de personas conocidas o de de sus observaciones en restaurantes y otros lugares. Utilizaba un cuaderno en el que anotaba las ideas iniciales, junto a otras anotaciones de prensa, que posteriormente le servían para crear la trama literaria.

Precisamente, en la década de los treinta, el tren Orient Express (El Expreso de Oriente), que unía París con Estambul, estaba en su época dorada, siendo un tren de lujo, que era utilizado especialmente por diplomáticos, personas de la realeza y millonarios. Un recorrido con mucho glamur y con cierto toque exótico, y con Estambul como inicio y fin de trayecto, una ciudad con un encanto especial.

Tres acontecimientos sirven de germen a Agatha Christie para escribir Asesinato en el Orient Express: un caso real de secuestro y asesinato ocurrido en 1932, el viaje que la novelista realizó en el Orient Express, y la contingencia que tuvo este tren, que quedó atrapado durante seis días como consecuencia de una ventisca. La novela fue publicada en 1934.

Hércules Poirot, el detective privado, será el protagonista, que tendrá que investigar un crimen cometido en la segunda noche después de haber partido de Estambul. A partir de aquí se origina una trama, en la que todos los acaudalados pasajeros son potencialmente el asesino.

Lo que Alfred Hitchcock fue al cine de suspense, Agatha Christie lo fue a la novela de suspense y misterio.

Murder on the Orient Express, la primera versión de 1974 dirigida por Sidney Lumet ha sido la mejor versión hasta hoy, incluyendo las dos adaptaciones a la televisión. Con un reparto de primer orden (ver las dos carátulas superiores), y con seis nominaciones a los Oscars y un Oscar a Ingrid Bergman.

 

Fotogramas. Unas pinceladas

Con una narrativa visual espectacular, que se muestra desde los primeros planos del film, en los que Estambul aparece como una ciudad bulliciosa, caótica y exótica. En sus calles, restaurantes y caferías pululan unos personajes, de lo más variado. Una magnífica puesta en escena, de la que se vale su director para mostrarnos una versión muy actual, y distinta a su predecesora, mucho más sobria.

Una historia puesta al servicio de un asesinato. Samuel Edward Ratchett es el nombre de la víctima, un personaje aparentemente poco interesante, pero guarda un oscuro secreto…

El tren Orient Express será como un escenario de teatro, en el que cada uno de los actores desempeña su rol.

Los pasajeros, un grupo de lo más heterogéneo, el secretario y criado de la víctima, una institutriz, un oficial del ejército británico, una anciana dama rusa…, todos ellos serán los sospechosos del asesinato cometido durante el trayecto.

Una contingencia, una ventisca y un alud originará que el tren se detenga y permanezca estacionado en la vía en pleno trayecto.

A partir de aquí comienza la intriga de la mano del detective privado belga Hércules Poirot, que regresa a Inglaterra, después de haber resuelto un caso en Palestina.

Tenéis casi dos horas, para acompañar a Poirot, que utilizará su larga experiencia para intentar descubrir al verdadero asesino.

 

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la BUA,


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías

Archivos

¿Qué estás leyendo?

… la justicia, no es solo cuestión de fondo. Sobre todo, es cuestión de forma. Así que no respetar las formas de la justicia es lo mismo que no respetar la justicia. Lo comprende, ¿verdad? -Melchor no dice nada; el subinspector esboza una sonrisa tolerante-. Bueno, ya lo comprenderá. Pero acuérdese de lo que le digo, Marín: la justicia absoluta puede ser la más absoluta de las injusticias.

Terra alta / Javier Cercas

Todo en nuestra web