En este rincón del mundo (2016)

MEDIATECA. Apuntes de cine

En este rincón del mundo (2016)

Conejitos sobre las olas

Seguimos haciendo camino en Mediateca, apuntes de cine, a través de las novedades de cine, documentales y música que nos siguen llegando a Mediateca. Y, con este son ya 210 post. La selección para el blog llega a ser complicada, ya que hay que valorar, entre otros aspectos, calidad, originalidad y variedad. Así que, esta semana le toca al cine de animación japonés, un tipo de cine que para los occidentales suele tener bastantes atractivos. Un género que no tiene nada que ver con el estilo de los Estudios Disney, ya que ambos son como el yin y el yang. El director Sunao Kalabuchi nos presenta su última película, En este rincón del mundo, una historia para adultos con acento costumbrista. El film es una auténtica obra de artesanía en la forma, con unos dibujos que parecen pintados a mano. Nos relata la vida cotidiana de una optimista y vitalista joven llamada Suzu Urano, a la que le ha tocado vivir unos tiempos difíciles como consecuencia de la guerra. Pero la desbordante imaginación de Suzu puede hacer que su mirada se eleve por encima de la gris realidad, de este modo, puede imaginar y pintar conejitos que se mueven encima de las olas, en un horizonte de mar agitado,

“ Pero tampoco está mal ser una niña, puedo ver cosas curiosas… ”

“ Solían decirme que siempre estaba en la luna ”

 

Del comic a la pantalla

Fumiyo Kouno, es una escritora japonesa de manga, que se dio a conocer con dos obras, La ciudad de la calma de la tarde, El país de las flores de cerezo, pero, sobre todo, con En este rincón del mundo, después de llevarse al cine.

La adaptación al cine de En este rincón del mundo ganó el Premio Kinema Junpo, que es el premio más importante de Japón, que ni el famoso director Hayao Miyazaki ha ganado. Su director Sunao Katabuchi tardó, nada menos, que 6 años en juntar el dinero para la producción del film, que se realizó en crowdfunding y con el apoyo de la productora Genco. Eso sí que es perseverancia y convencimiento de que el proyecto merecía la pena. Posteriormente los resultados de crítica y taquilla le dieron la razón, fue todo un éxito, en especial en Japón.

Algunas consideraciones

La calidad del film es incuestionable, En este rincón del mundo es una película notable. Destacar varios aspectos en lo formal, el dibujo es de una sencillez que asombra, así como los colores utilizados en tonos pastel, que le dan calidez a la animación. Está elaborada con detalles sutiles, haciendo que la sencillez se convierta en la medida de todas las cosas.

El director Sunao Katabuchi se ha documentado sobre diversos aspectos de la vida cotidiana en Hiroshima, en la década de los 30 y 40. Ha hablado con personas que vivieron esa época en esta ciudad, la mayoría son en la actualidad octogenarios o nonagenarios. A partir de estos datos, ha configurado las costumbres y los comportamientos de los personajes, para acercarse lo más posible a la realidad de la época. Además de darle forma a la ciudad y al puerto, donde la flota de guerra nipona del Pacífico tenía una de las bases más importantes; o a las casas, comercios, objetos…, a todo aquello que da vida a la cotidianidad de la zona, y en especial a las costumbres en tiempos de guerra. No faltan las fechas, que son la cronología de los acontecimientos ocurridos en Kure e Hiroshima.

Respecto a los personajes, están muy bien perfilados, en especial la protagonista. Quizás el guion es demasiado esquemático, simple, y eso hay que apuntarlo en el debe de la peli.

El resultado de todo ello, es una historia que conmueve y muy creíble, en la que la protagonista “Suzu” es el hilo conductor. Todo lo demás, es el decorado por el que transita esta pequeña y menuda joven, que es fuerte y flexible como un junco que se mece con los fuertes vientos, “los dramas de la guerra”. Transmite un mensaje de vitalidad y esperanza en la adversidad, cuando parece que todo está perdido.

Destacar, por último, el tono cálido y delicado en el tratamiento del conjunto, con unos destellos de melancolía y nostalgia.

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

En los inicios de la década de los 30, “En este rincón del mundo”, en un pequeño pueblo pesquero de Hiroshima, vivía una niña de ocho años, llamada Suzu Urano. Vivía con su familia, que se dedicaba al negocio del secado de las algas, que anteriormente habían recogido en la playa. Suzu, a pesar de la poca edad, también ayudaba a su familia.  

Suzu es muy familiar, apegada a las personas y a las costumbres de su entorno, y especialmente imaginativa, no hay más que ver el diálogo con su hermana:

 – “Voy a llevar algas a la ciudad y de camino comprarles unos regalos a mis hermanos.

 Y, entonces me perdí, y conocí a un hombre que era así…

– Anda, ¿qué es eso, un monstruo?

– Me dejó el catalejo para ver el camino, y me caí dentro del cesto, dónde había un chico agazapado…

– ¡Es un secuestrador!

-Seguro que es un sueño que tuve…”

El destino

Con 18 años, el destino le lleva a Kure, donde se casa con un joven al que no conocía, quedándose a vivir con la nueva familia. La Guerra del Pacífico está en su momento más decisivo, siendo el puerto de Kure una de las mayores bases navales de Japón.

A partir de aquí, la vida cotidiana con la nueva familia será muy intensa. Suzu llevará todos los trabajos de la casa, en la que solo hay niños y mujeres, los hombres están en la guerra. Vivirán las consecuencias de la contienda, falta de alimentos básicos, cartillas de racionamiento, ataques aéreos, huidas a los refugios cuando sonaba la alarma aérea…

Os hemos dado unas pinceladas, ahora os toca a vosotr@s vivir y disfrutar de esta intensa y absorbente trama, tenéis algo más de dos horas.

 

 

 

Entre bambalinas

El director Sunao Katabuchi y la actriz Non (que pone voz al personaje de Suzu, la protagonista), junto a las imágenes de los personajes principales. Todo es sencillez, como si fuera una representación de teatro en el cole. En el mundo tan complejo en que vivimos, de prisas y rodeados de tecnología, no viene mal una brisa de simplicidad, ingenuidad e inocencia. Nos hace más niños, más humanos. Destacar de la corta filmografía de Katabuchi el film Mai, Mai, Miracle, ya comentado anteriormente en Mediateca, apuntes de cine.

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la BUA,

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *