El libro distraído. Blog de la BUA

Comunicación y participación de la comunidad universitaria

El libro distraído. Blog de la BUA - Comunicación y participación de la comunidad universitaria

Colmillo Blanco (2018)

MEDIATECA. Apuntes de cine

Colmillo Blanco (2018)

Vuelve un clásico

Sí, vuelve Colmillo Blanco, todo un clásico, cine de aventuras y cine familiar. Aunque se suele decir que segundas partes nunca fueron buenas, no es el caso de esta nueva adaptación de la novela homónima de Jack London. Recordar que ya anteriormente se han realizado en el cine varias adaptaciones de este tradicional relato de aventuras en la naturaleza. Versiones de todo tipo, como cine de animación, series, o bien como película, que tuvieron su máximo exponente en la década de los noventa, de la que destaca la versión de 1991 de Disney. “Croc-Blanc” es la nueva versión francesa, que se ha estrenado este mismo año, siendo una coproducción europea y, para mí, es una de las mejores que se han hecho hasta el momento. Ha sido dirigida por Alexander Espigares, habiendo obtenido diversas distinciones, entre las que destaca Premios del Cine Europeo de 2018, como mejor film de animación.

 

Algunas consideraciones

Después de haber visto las otras adaptaciones, en principio, esta nueva versión parecía que iba a ser una más. Pero no ha sido así, ya que “Croc-Blanc” destaca en varios aspectos, por un lado, la extraordinaria puesta en escena y, por otro, la caracterización de los personajes que entran en escena.

El espíritu de Jack London, su creador, está perfectamente perfilado en “Croc-Blanc”. La narración de la domesticación de un perro salvaje, un cruce entre lobo y perro, en tierras de Yukón (Canadá), durante la época de la Fiebre del Oro, a finales del siglo XIX. La mayor parte de la narración está escrita desde la perspectiva del personaje canino.  Posee una doble visión, por un lado, el violento mundo humano y, por otro, el “cruel” de los animales salvajes en su lucha por la supervivencia.

Visualmente “Croc-Blanc” es magnífica, muy bella. Las localizaciones y los paisajes están perfectamente dibujados y coloreados, mostrando la belleza y grandiosidad de los espacios naturales de Canadá, montañas y ríos, unos territorios casi vírgenes. Es uno de los puntos fuertes del film.

Por otro lado, la caracterización de los personajes y animales no desentona del aspecto anterior. La maldad, está personificada en “Beauty Smith”, su nombre es una mera ironía, ya que era físicamente muy feo. La bondad en personajes como, Weedon Scott, un ingeniero de minas que salva a Colmillo Blanco de morir en una pelea, así como Nutria Gris, el indio que le acogió en su poblado siendo un cachorro aún, y lo convirtió en un poderoso perro lobo, capaz de ir a la cabeza de los perros que tiraban del trineo. Kiche, la madre de Colmillo Blanco, un perro doméstico que se fue a vivir con lobos; ella es quien va a defender al único cachorro superviviente de la camada, y le va a enseñar técnicas de supervivencia en un entorno sumamente hostil. Colmillo Blanco, el personaje principal, es el que mejor se ha perfilado, desde que empieza a descubrir el mundo circundante, en la escena primera del film, en la que sigue un hilo de luz primaveral filtrado en la oscura gruta donde había nacido, una escena de una sensibilidad y belleza superior. Hasta las secuencias de la domesticación, y el desarrollo de la rabia contra los humanos, que se reflejaba en las crudas peleas con otros perros. Colmillo Blanco, un perro con una personalidad muy definida y casi humanizada.

 

Un aniversario para recordar

Con Colmillo Blanco quiero conmemorar un aniversario, un acontecimiento que se celebró el domingo pasado, y que marcó el devenir del cine de animación. El 18 de noviembre de 1928 se estrenó en el Colony Theather el corto de animación Steamboat Willie, dirigido por Walt Disney y con Mickey Mouse de protagonista. Aunque no es el primer corto de animación que sincronizó sonido, música y diálogos, sí es el primero que alcanzó gran fama. Han pasado ya 90 años desde el nacimiento del cine de animación. Hoy, el cine de animación goza de buena salud, y sigue creciendo, tiene un nicho importante de seguidores entre peques y adultos.

Destacar en estos 90 años de recorrido, el éxito de los dos grandes polos de creación de films de animación focalizados esencialmente en Estados Unidos y en Japón. Los Estudios Disney, Pixar, Fox… en Estados Unidos, y los Estudios Ghibli en Japón. Entre ambos queda un amplio espectro de creadores y realizadores de diversas nacionalidades que hacen películas de dibujos animados. En el cine europeo, por ejemplo, se produce cine de animación de calidad, como es el caso de la coproducción Colmillo Blanco.

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

Colmillo Blanco es una interesante historia entre perros, lobos y humanos, ambientada en una naturaleza virgen portentosa, de montañas, ríos…, con una vegetación exuberante. Pero es, sobre todo, la historia de un perro lobo diferente, al que una tribu india adopta y le pone de nombre “Colmillo Blanco”.

En una gruta de las abruptas montañas del Sur de Canadá, dos cuerpos dormitan aún, el de una loba y el de su lobezno, el invierno ha sido crudo y largo. Los primeros rayos de sol de la primavera, se filtran por la pequeña bocana de entrada. Atraído por este novedoso e inquietante acontecimiento, el jovencísimo lobezno sale de la gruta, aún tapada por la nieve…

Son los primeros pasos de un curioso y despierto cachorro, que se adentra en el bosque atraído por los atractivos estímulos de un novedoso entorno, lleno de luz, colores, formas y sonidos… La curiosidad y el atrevimiento del cachorro termina cuando es rescatado de la fuerte corriente del río por su madre…

Después de crecer junto a su madre entre los espacios nevados y abruptos del extremo norte, es recogido por Castor Gris y su tribu india.

A partir de este momento, conocerá lo bueno y lo malo del ser humano. Acogido por la pequeña comunidad indígena, se integra en sus costumbres relacionadas con la subsistencia y el comercio de pieles. No será fácil sus primeros pasos, tendrá que competir con los demás perros de tiro del trineo.

Pero, lo peor está por llegar. En una tierra de aventureros y buscavidas, atraídos por la “fiebre del oro”, llegaban a estos parajes lo mejor de cada casa. Colmillo Blanco, fruto del azar, caerá en manos de unos hombres sin escrúpulos, que lo introducirán en las peleas entre perros, con la intención de ganar dinero en las apuestas.

Os hemos dado unas pinceladas. Aunque todo no está perdido, ahora os toca a vosotros acompañar a Colmillo Blanco en un interesante viaje de supervivencia, aprendizaje y aventuras en plena naturaleza salvaje…

 

Disfruta en familia con esta espléndida película de animación, Colmillo Blanco.

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la BUA,

Compártelo
Categoría: Cine, Mediateca

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*