El libro distraído. Blog de la BUA

Comunicación y participación de la comunidad universitaria

El libro distraído. Blog de la BUA - Comunicación y participación de la comunidad universitaria

El rehén (2018)

MEDIATECA, Apuntes de cine

El rehén (2018)

Un thriller impecable

Una interesante y muy buena película, y en especial para aquellos aficionados al cine de intriga y acción. Tanto el título en castellano, El rehén, como el original en inglés, Beirut, son acertados. y la suma de los dos dan el argumento del film, casi con la exactitud de una ecuación matemática. Beirut es el lugar donde transcurre la acción y el rehén es la causa por la que se origina la trama. Este thriller recuerda mucho a las novelas del gran escritor británico John Le Carré, autor de, entre otras obras, El espía que surgió del frío, El topo, novelas que posteriormente fueron adaptadas al cine. Le Carré fue el gran maestro del espionaje y de la intriga, no en vano formó parte del Servicio Secreto Británico en el MI5 y MI6. El rehén se acerca más a ese tipo de trama de Le Carré, y menos a la del creador de “El legado de Bourne” y “Michael Clayton”, Tony Gilroy, que es el guionista y el gran artífice de El rehén. Así que esta semana vais a quedar atrapados por una trama de espionaje e intriga, con un film que tiene aromas a cine de los años 70 y 80, y que posee de trasfondo la Guerra del Líbano y los años previos a ésta.

 

Algunas consideraciones

En la línea de lo comentado en la introducción, El rehén es una película con una estructura de película de espías clásica. Nada de superhéroes y de efectos especiales con estridencias sonoras por doquier. Es más bien una historia de atmósfera y de intriga, en la que los personajes son seres terrenales dotados de ciertas habilidades y que se mueven en unos ambientes hostiles llenos de incertidumbre, en los que tienen que realizar una delicada misión, en la que a veces no saben ni siquiera quien hay “al otro lado”.

Y todo ello se debe en especial al acierto de Tony Gilroy (creador y guionista) y  a Brad Anderson (director), que cuentan una historia mirándose en el espejo de John Le Carré.

Con respecto a los intérpretes, destacar a la pareja principal y a algún actor secundario. Jon Hamm (¿quién no lo recuerda en la serie de “Mad Men” en el papel de Donald Draper?) ahora es Mason Skiles, y tiene que hacer de mediador con un grupo terrorista; quizá haya encontrado el tipo de personaje ideal para futuros films, ya que está perfecto. Rosamund Pike, muy bien como agente de la CIA y compañera de misión de Skiles.

La ambientación es acertada, con una ciudad (Beirut) bajo los efectos de la guerra civil. Las localizaciones crean escenas muy realistas y otras casi oníricas e inquietantes. Aunque el ritmo es lento a veces, la incertidumbre se mantiene hasta el final, aspecto muy a tener presente en los thrillers.

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

El rehén lo podemos armar con tres conceptos: un lugar, un negociador y una arriesgada misión para liberar a un diplomático secuestrado por unos terroristas árabes. Y todo ello con una trama de espionaje de mucho suspense.

Beirut a principios de los años setenta era una ciudad con un ambiente cosmopolita, donde se hablaba inglés, francés y árabe, aunque estaba al borde del abismo ya que estaba a punto de estallar la guerra civil.

En los inicios de la guerra civil, Beirut es ya una metrópolis devastada, la ciudad se divide en dos zonas bien delimitadas y enfrentadas, la oriental ocupada por los cristianos, y la occidental por los árabes bajo influencia de la OLP. En este contexto es secuestrado un importante agente americano.

“Si alguien quiere imaginarse a Beirut, pues imagínesela como una casa de huéspedes sin casero… Esta gente lleva viviendo junta veinte siglos con venganzas, asesinatos… ¡Bienvenidos a Beirut!”

Mason Skiles (Jon Hamm) es el “negociador”, uno de los diplomáticos más reputados de Estados Unidos, que abandonó el Líbano en la década de los setenta, después de que asesinaran a su mujer. Unos años después la CIA lo llama para cumplir una misión delicada en el Líbano.

“Fui criado como hijo único por dos personas que se odiaban mutuamente…, así que soy mediador desde bastante antes de nacer. Años antes de oír la frase, destrucción mutua asegurada, ya sabía lo que era al haber crecido en esa casa.“

Una agente de la CIA (Rosamund Pike) que trabaja encubierta en la embajada estadounidense, tiene como principal tarea dar protección a Mason Skiles para intentar asegurar el éxito de la misión. El objetivo de ésta es hacer de mediador con un grupo terrorista árabe denominado “Milicia Islámica de Liberación”, para que liberen a un rehén norteamericano.

Una delicada misión, donde el grupo negociador además de desconocer a los secuestradores, tampoco sabe quién están de su lado. Un cometido con muchos obstáculos e incógnitas que despejar y que puede poner en peligro muchas vidas.

Os hemos dado unas pinceladas. La peli no ha hecho más que comenzar, ahora os toca a vosotros seguir esta impecable trama de espionaje e intriga, que os va a mantener en vilo hasta el final.

¡ Bienvenido John Le Carré !

 

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Alicante (BUA):

Compártelo
Categoría: Cine, Mediateca

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*