Henriette Avram (1919-2006): el formato MARC y su repercusión en España

El 7 de octubre de 2019, se cumplieron 100 años del nacimiento de Henriette Avram (7 de octubre de 1919 nace en Manhattan, Nueva York y desde pequeña frecuentó las bibliotecas públicas, aunque nunca pensó que terminaría trabajando en ellas – 22 de abril de 2006). Seguramente no hay otra persona con mayor influencia en la biblioteconomía mundial del siglo XX, desde luego no en el periodo entre 1968, fecha en la que concluye el MARC Pilot Project— y mediados de los años 90, cuando la Web se había consolidado ya como un nuevo medio de comunicación.

La biografía de Henriette Avram es inseparable del formato MARC y de la informatización de las bibliotecas de todo el mundo. Su algoritmo para la codificación de los datos bibliográficos cambió radicalmente procesos como la búsqueda de información, la catalogación o el préstamo interbibliotecario, y dio lugar a nuevas operaciones y servicios como las bases de datos bibliográficas, o los catálogos en línea. En definitiva, su invención transformó las bibliotecas en centros de información, tecnología y comunicaciones.

Abandonó sus estudios al casarse, en 1940 y los reanudó cuando ya tenía 3 hijos. De formación matemática, comenzó su carrera en 1952 en la National Security Agency (NSA) donde se especializó en la programación de ordenadores, profesión incipiente formada por un reducido grupo de personas en todo el mundo. Desarrolló su actividad profesional en distintas empresas como analista de sistemas hasta que en 1965 fue contratada por la Library of Congress para la elaboración de una propuesta de formato legible por ordenador para registros catalográficos.

Permaneció en la Library of Congress hasta 1992, donde ocupó distintos puestos de responsabilidad. Fue la primera persona que fue Directora for Processing Systems, Networks and Automation Planning, lo que incluía la automatización y los servicios bibliográficos, Assistan Librarian for Processing Services (1983-1989), y Associate Librarian for Collections Services hasta 1992, lo que conllevaba la supervisión de una plantilla de 1.700 personas y todos los servicios técnicos bibliotecarios e informáticos.

Del trabajo de Henriette Avram se destaca en sus biografías la estrecha colaboración con los bibliotecarios para entender las funciones y procesos que desarrollaban, su capacidad para transmitir y difundir su trabajo y la participación en todos los organismos relacionados con la normalización bibliográfica a nivel nacional e internacional, incluida su participación en la elaboración de las normas ISBD. Todo lo cual no es de extrañar puesto que el formato MARC se transformó con rapidez en la base de un amplio conjunto de normas bibliográficas y bibliotecarias, que van desde la codificación de países y lenguas, por mencionar algún ejemplo, a la construcción de catálogos colectivos o a la aplicación de protocolos de búsqueda y recuperación de información.

Fuente: Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas (ANABAD)

Imagen: google

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *