Nuestra vida en la Borgoña (2017)

MEDIATECA, Apuntes de cine

Nuestra vida en la Borgoña  (2017)

Un interesante viaje

Un viaje a la Borgoña de la mano del director francés Cédric Klapsich. Una travesía existencial, que aúna la belleza de los campos de vides de esta comarca del norte de Francia y, una interesante trama con tintes melodramáticos. La traducción como “Nuestra vida en la Borgoña” quizás sea algo comercial y poco acertada, con respecto al título original “Ce qui nous lie”, más acorde con el contenido de la cinta y la intención de Klapisch. El director juega con este concepto “de pertenencia” a la tierra, los recuerdos,  la familia, y que es aglutinante, que une a los verdaderos protagonistas de la historia, tres hermanos, que vuelven a encontrarse después de un tiempo de ausencia de uno de ellos. El amor a la familia y a la tierra son más fuertes que el desafecto que pueda surgir en las relaciones humanas, ese es el mensaje de “Ce qui nous lie”.

“El amor es como el buen vino… requiere tiempo”

 

Ce qui nous lie, es un film que viene precedido por un gran éxito de taquilla y crítica en Francia. Una película que sigue la estela de “Entre copas” (2004) de Alexander Payne, en la que la trama transcurre ente viñedos y vinos en California. Aunque Cédric Klapisch nos presenta un entramado de relaciones personales muy diferente, comparten ambas el decorado “el mundo del vino”. Klapisch ha creado una historia muy convincente, que trasmite autenticidad. Las relaciones entre los tres hermanos, con sus conflictos y los recuerdos de la infancia, de cuando vivían con sus padres dan cuerpo a este relato familiar. La puesta en escena es notable, la fotografía es uno de los puntos fuertes, las localizaciones también. El guion está bien estructurado, la personalidad de los tres protagonistas principales tiene cuerpo, quizá Juliette es el personaje menos elaborado. El ritmo es lento y pausado, que hace que nos metamos fácilmente dentro de la trama.

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

La Borgoña es una comarca que puede tener un paisaje idílico, y que en principio la belleza de sus paisajes con viñedos puede sugerir muchas sensaciones placenteras. Sin embargo, en “Ce qui nous lie” éste no deja de ser el fondo, el bonito decorado por el que transita una historia familiar, un melodrama muy enraizado en la tierra, con aromas a viñedos. Todo un canto a la familia y a la vida rural.

Jean, dejó a su familia en la Borgoña hace varios años. Al enterarse de la inminente muerte de su padre, regresa a la tierra de su infancia.

“Quise dar la vuelta al mundo… y aquí estoy, he dado la vuelta al mundo”

Se vuelve a encontrar con sus dos hermanos, Juliette y Jerémie, y con una situación distinta de cuando se fue. Su padre ha muerto, los hermanos deben de hacerse cargo de las viñas y de la bodega, además hay problemas económicos. Las dificultades crecen, hay que tomar decisiones importantes en una situación conflictiva.

– “Si uno de los tres quiere vender, no podría hacerlo sin el consentimiento del resto…”

– “¿Vender el lugar en el que nos hemos criado?, ¿Qué crees que haría papá?”

– “¿Por qué siempre tienes que pensar en papá?… “

– “ Cuando era pequeño, todos las mañanas miraba por la ventana, y pensaba que cada mañana era diferente…”

 

Este es el punto de partida de Nuestra vida en la Borgoña. A partir de aquí, la trama transcurre a través de un año.

El ritmo de los acontecimientos lo marcan las cuatro estaciones. A través de ellas, cambiará el aspecto y el color las viñas, marcando el ritmo de trabajo de los tres hermanos.

Os hemos dado unas pinceladas. Ahora tenéis casi dos horas, para degustar esta agradable historia familiar, con aromas a recuerdos de infancia, a tierra, viñas, uvas y vino. Acércate al encanto de la Borgoña.

– “Y… ¿esto no te da ganas de quedarte?”

 

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la BUA,

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *