Contemplación

MEDIATECA, Apuntes de cine

Contemplación

Notas sobre la ceguera

“ Lo que me preocupa es entender la ceguera. Acabo de descubrir que las imágenes que conservo en mi mente se van difuminando, que no recuerdo fácilmente cómo es la cara de mi mujer, ni de mi hija…”

Con un título en castellano, “Contemplación”, que es inadecuado ya que no se corresponde en nada con el original en inglés, “Notes on Blindness”. Tanto el título original como la carátula del film en inglés que muestra una imagen desenfocada en un ambiente neblinoso, ambos centran perfectamente el argumento, ya que nos acercan al mundo de la ceguera. Dos directores, Pete Middleton y James Spinney, han dado vida en el celuloide a John Hull, un profesor de la Universidad de Birmingham, que perdió totalmente la visión. Notes on Blindness está realizada a partir del diario que elaboró el protagonista, contando día a día su experiencia vital en un mundo desconocido para él, carente de luz y lleno de sombras. Una historia contada en primera persona. Notes on Blindness tuvo un formato inicial de corto con una duración de 12 minutos, antes de que Middleton y Spinney le dieran la forma definitiva de cine documental con una duración de 90 minutos, un formato extendido que muestra fielmente y de forma progresiva el viaje interior de John Hull. Ha obtenido una gran acogida y premios en festivales de cine como: Sundance, Festival de San Francisco, British Independent Film Awards, BAFTA.

 

Algunas consideraciones

Es muy complicado tejer una trama para darle sentido y forma a esta conmovedora biografía sin caer en excesos; y más aún para contarla a personas con visión normal, después de haberla convertido en fotogramas para mostrar la transformación interior de una persona que acaba de perder la visión. Las claves del éxito de Contemplación se deben a tres aspectos, la fotografía, el montaje y el guion adaptado basado en las cintas del diario del protagonista.

La fotografía de Guerry Floyd es muy acertada, ya que consigue, mediante primeros planos, encuadres y desenfoques de cámara, mostrar de una forma natural, sin estridencias ni excesos, las sensaciones que percibe una persona ciega y los sentimientos que le generan. Este es uno de los puntos clave, que, junto a un tono realista y reflexivo, nunca cae en la tan socorrida autocompasión. Los codirectores y coguionistas Pete Middleton y James Spinney hacen muy creíble esta historia de superación personal ante la adversidad.

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

John Hull, escritor, teólogo y profesor de religión de la Universidad de Birmingham, pocos días antes de que naciera su primer hijo, en el verano de 1983, se quedó completamente ciego.

Con el propósito de darle sentido a su vida, después de la conmoción que supuso este drástico y doloroso acontecimiento, decide realizar un diario en cintas de audio.

En este diario cuenta sus vivencias en este nuevo estado vital, en el que poco a poco deja de ver. Sus emociones, la marcada introspección, la espiritualidad, y la discapacidad progresiva marcan radicalmente la relación con sus seres queridos y con su entorno.

“ Pero, ahora lo que creo es que se ha producido un extraño cambio en el estado de mi cerebro…

La ceguera tiene algo, un efecto capaz de depurarte por completo, o bien te destruye o bien acaba renovándote. “

Ya tenéis enfocado el argumento, ahora os toca a vosotr@s seguir a John Hull en una auténtica odisea interior, una lucha plena de sutiles matices.

 

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Alicante (BUA):

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *