Lacaton y Vassal: la arquitectura que no se ve pero que transforma

El Premio Pritzker 2021 ha recaído este año en la pareja francesa formada por Anne Lacaton (Saint-Pardoux, 65 años) y Jean-Philippe Vassal (Casablanca, 67 años).

Según ellos “la demolición es la solución más fácil, pero es también una pérdida de energía, materiales e historia y un acto de violencia. La transformación es hacer más y mejor con lo que ya existe”. Llevan 3 décadas construyendo con lo mínimo y buscando soluciones a los grandes problemas energéticos.

Este “Nobel” de arquitectura, en los últimos tiempos, viene apostando por visiones más comprometidas en el terreno social, medioambiental y el diálogo entre pasado, presente y futuro. Y los socios franceses estaban entre los candidatos al Premio ya que su trabajo se caracteriza siempre por la sostenibilidad, preservando lo existente e integrándolo en lo nuevo, dando así un aire actualizado a construcciones obsoletas y realzando características duraderas y atemporales: “nunca demoler”.

Torre de apartamentos y oficinas en Ginebra

Uno de sus proyectos más importantes es la transformación de la Torre Bois-Le-Prêtre (de 2005 a 2011) junto a Frédéric Druot. Se trata de un bloque de 17 plantas y 96 viviendas, situado al norte de París y construido en la década de los años 60. La política de aquel tiempo pretendía demoler este tipo de construcciones y reemplazarlas por obras nuevas. Pero la pareja francesa presentó un planteamiento de remodelación, eliminando la fachada de hormigón y añadiendo anchas galerías que agrandaban la superficie del piso y suponían un mejor aprovechamiento del aire y el sol, a un precio mucho menor que demoler y construir.

La idea que diferencia a Lacaton & Vassal es dar el máximo rendimiento con el mínimo presupuesto. En parte, esto tiene su origen en la influencia que marcó en Vassal su estancia en Níger, trabajando como arquitecto y urbanista, después de acabar la carrera de Arquitectura en Burdeos, donde conoce a Lacaton. Allí el clima es duro y, según ellos, la gente con pocos recursos se las ingenia de cualquier manera para sobrevivir en un ambiente hostil. Su obra se centra principalmente en el modo de vida contemporáneo, creando espacios confortables y haciendo uso de la innovación tecnológica. Utilizan materiales como el policarbonato para crear espacios más amplios.

Esta visión aprendida en África, pronto la trasladaron a Europa. Prueba de ello fue la Casa Latapie (1991-93) en Floirac, Burdeos, donde, ajustándose al bajo presupuesto del que disponían, utilizaron materiales de construcciones industriales y de invernaderos. Consiguieron, de esta forma, que el sol del invierno calentara esa zona intermedia y se convirtiera en un aislante del frío, ahorrando en la factura energética.

  Casa Latapie, Floriac (Burdeos)

Otro de sus magistrales proyectos y prueba de respeto a la naturaleza lo dio la Casa en Lège-Cap Ferret (1996-98), en la bahía de Arcachon. En la parcela boscosa en la que se construyó, se respetaron todos sus árboles, incluso los que quedaron inevitablemente dentro de ella.

Casa en Lège-Cap Ferret, bahía de Arcachon

Plaza de Léon Aucoc en Burdeos, 1996

Poco tiempo después de comenzar a trabajar juntos, Lacaton & Vassal fueron los encargados de embellecer una plaza en su ciudad, Burdeos, la Plaza de Léon Aucoc. Después de hablar con sus vecinos y de estudiar la disposición de los árboles y bancos, llegaron a la conclusión de que era imposible darle más belleza de la que disponía. Por ello no hicieron boceto alguno, solo un informe al Ayuntamiento en el que proponían que se limpiara más a menudo. No cabía remodelarla porque la plaza ya tenía encanto.

Otras tipologías características de Lacaton&Vassal son:

Escuela de Arquitectura, Nantes (2003-08)

La Escuela de Arquitectura de Nantes está compuesta de tres cubiertas a nueve, dieciséis y veintidós metros de altura sobre el nivel del suelo, son conectados por una suave rampa externa.

Palais de Tokio, París (2012-14)

En la remodelación del Palais de Tokio apostaron por ahorrar no enyesando las paredes descubiertas, dejando a la vista columnas e instalaciones. Con ello ganaron un espacio total de 20.000 metros cuadrados útiles.

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque (2013)

En este caso, el dúo respetó la icónica nave portuaria de Dunkerque cuando les encargaron la ampliación del Centro de Exposiciones de Arquitectura. Mantuvieron la cubierta inicial “a dos aguas” y la copiaron en la ampliación, actualizando los materiales y aligerándolos para doblar el espacio.

Enlaces de interés:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.