ir a la navegación

Reflexiones sobre el actual sistema educativo basado en la calificación 17 marzo 2017

Publicado por faraon en Innovación educativa, reflexiones , 3comentarios

Quien me iba a decir que en uno de los libros de divulgación que leo por entretenimiento y cultura general (Homo Deus) iba a encontrar la mejor argumentación para el origen del principal y gran problema del sistema educativo. Voy a entresacar solo algunas líneas, ya que está en varias páginas. Además, el sistema educativo lo pone como uno de los ejemplos y por tanto hay texto hablando de los otros ejemplos.
En cualquier caso, se esté interesado en el mundo de la educación o no, recomiendo encarecidamente la lectura del libro (de este y del anterior Sapiens).

“Animales como los lobos y los chimpancés viven en una realidad dual. Por un lado, están familiarizados con entidades objetivas externas, como árboles, rocas y ríos. Por otro, son conscientes de experiencias subjetivas internas, como miedo, alegría y deseo. Los sapiens, en cambio, viven en una realidad de tres capas.
/…/
Todo comenzó hace unos setenta mil años, cuando la revolución cognitiva permitió a los sapiens empezar a hablar de cosas que solo existían en su imaginación.
/…/
Antes de la invención de la escritura, los relatos estaban restringidos por la capacidad limitada del cerebro. No se podían inventar relatos excesivamente complejos que la gente fuera incapaz de recordar.
/…/
Así, la escritura fomentó la aparición de poderosas entidades ficticias que organizaron a millones de personas y remodelaron la realidad.
/…/
El lenguaje escrito pudo haberse concebido como un medio modesto para describir la realidad, pero gradualmente se convirtió en un medio poderoso para remodelarla.
/…/
¿Es cierto que cuando el texto y la realidad chocan, a veces la realidad tiene que ceder el paso?
/…/
Los sistemas educativos modernos proporcionan numerosos ejemplos más de la realidad que se postra ante los registros escritos.
/…/
Cuando las escuelas empezaron a evaluar a la gente según calificaciones numéricas precisas, la vida de millones de estudiantes y profesores cambió drásticamente. Las calificaciones son un invento relativamente nuevo.
/…/
Un estudiante en la época de Shakespeare se iba de Oxford con solo uno de dos resultados posibles: con un grado o sin él. Nadie pensó en dar a un estudiante una nota final de 74 y a otro, un 88.
Fueron los sistemas de educación masiva de la época industrial los que empezaron a emplear notas precisas con regularidad. Cuando tanto las fábricas como los ministerios del gobierno se hubieron acostumbrado a pensar en el lenguaje de los números, las escuelas hicieron lo propio. Empezaron a evaluar el mérito de todos los estudiantes según su calificación media, mientras que el mérito de todos los profesores y del rector se juzgaba según la calificación media total de la escuela. Cuando los burócratas adoptaron esta regla de medir, la realidad se transformó.
Originalmente, las escuelas debían centrase en ilustrar y educar a los estudiantes, y las notas eran simplemente un medio de medir el éxito. Pero, de manera totalmente natural, pronto empezaron a centrarse en conseguir calificaciones altas. Como todo niño, profesor e inspector sabe, las habilidades necesarias para obtener calificaciones elevadas en un examen no equivalen a una comprensión verdadera de la literatura, la biología o las matemáticas. Todo niño, profesor e inspector saben asimismo que si se les obliga a elegir entre las dos cosas, la mayoría de las escuelas preferirían las calificaciones.
/…/
En la práctica, el poder de las redes de cooperación humana depende de un delicado equilibrio entre la verdad y la ficción. Si distorsionamos demasiado la realidad, ello nos debilitará y no seremos capaces de competir contra rivales más perspicaces. Por otra parte, no podemos organizar con eficacia a masas de gente sin recurrir a algunos mitos ficticios. De modo que si nos mantenemos en la pura realidad, sin mezclar en ella algo de ficción, poca gente nos seguirá.
/…/
Lo mismo ocurre cuando el sistema educativo declara que los exámenes de acceso son el mejor método para evaluar a los estudiantes. El sistema tiene suficiente autoridad para influir en las condiciones de admisión en universidades, sectores públicos de empleo y en empresas privadas. Por lo tanto, los estudiantes invierten todos sus esfuerzos en conseguir buenas calificaciones. Los puestos más codiciados los ocupan las personas con calificaciones altas, que naturalmente apoyan el sistema que los llevó a ellos. El hecho de que el sistema educativo controle los exámenes más cruciales les confiere más poder y aumenta su influencia en universidades, departamentos gubernamentales y el mercado laboral. Si alguien objeta que: “¡El certificado del título no es más que un trozo de papel!” y se comporta en consecuencia, es poco probable que llegue muy lejos en la vida.
/…/
Las ficciones nos permiten cooperar mejor. El precio que pagamos es que la misma ficción también determina los objetivos de nuestra cooperación. Así, podemos disponer de sistemas de cooperación muy complejos, que se emplean al servicio de objetivos e intereses ficticios. En consecuencia, puede parecer que el sistema funciona bien, pero únicamente si adoptamos los criterios del propio sistema.
/…/
Pero la pregunta clave es si esta es la vara de medir el éxito adecuada. Un director de escuela podrá decir: “Nuestro sistema funciona. Durante los últimos cinco años, los resultados de los exámenes han mejorado en un 7,3 por ciento”. Pero, ¿es esta la mejor manera de juzgar una escuela?
/…/
La ficción no es mala. Es vital. Sin relatos aceptados de manera generalizada sobre cosas como el dinero, los estados y las empresas, ninguna sociedad humana compleja puede funcionar.
/…/
Pero los relatos solo son herramientas. No deberían convertirse en nuestros objetivos ni en nuestras varas de medir. Cuando olvidamos que son pura ficción, perdemos el contacto con la realidad.”

Es el momento de volver a transformar el sistema educativo y volverlo a acercar a la realidad y no al relato de ficción que nos cuentan.

Piensa, es gratis 15 abril 2016

Publicado por faraon en reflexiones , añadir un comentario

Pensando sobre el tema, he querido recuperar el post que publiqué el 21 de septiembre de 2009 en el blog “Tecnología e Innovación Educativa” (http://blogs.ua.es/blogvrtie/2009/09/21/piensa-es-gratis). Aquí lo tenéis.

Otro libro que he leído este verano es un libro de los que llamo de aeropuerto. Son esa clase de libros que compro en las pequeñas librerías de los aeropuertos (o de las estaciones de tren), no muy extensos y fáciles de leer (el viaje de ida y vuelta y poco más), ensayos prácticos sobre aspectos directivos y que vengo consumiendo en los últimos años debido al cargo, que me hace viajar y que me ha hecho interesarme por estas temáticas (disminuyendo, de momento, el ritmo de lectura de libros técnicos, de los que era habitual lector).
Este libro es “Piensa, es gratis. 84 ideas prácticas para potenciar el talento” de Joaquín Lorente (Planeta, 2009). Como su subtítulo indica, consiste en 84 principios (ideas), enunciados con una frase y desarrollados en una hoja, de manera clara, sustentados en un sentido común aplastante y tremendamente prácticos. No es un libro que se haya de leer necesariamente en orden, desde la primera página hasta la última, sino que puedes ir saltando entre aquellos principios que más te interesen. Estoy seguro que volveré a este libro en múltiples ocasiones.
Voy a entresacar algunos fragmentos del libro.

Principio 2. La suerte es el azar aprovechado. (Página 27)

Principio 6: Si quieres conocer a tu mejor profesor de energía, mírate al espejo.
“Aunque hay infinidad de ejercicios, los más importantes son los que nos estimulan a aprender, los que nos obligan a hacernos preguntas y responderlas y los que nos fuerzan a tomar criterio sobre mil y un temas de las circunstancias de nuestro entorno. En resumen, aprender, preguntarse y formar criterio.” (Páginas 37 y 38)

Principio 11: Si no sabes lo que persigues, nunca sabrás adónde vas.
“No es el diario íntimo donde algunos describen su pasado; es el mapa de nuestro futuro deseado y sus posibles rutas.” (Páginas 47 y 48)

Principio 12: Como mínimo, el 51 por ciento de la vida es puro intercambio. ¿Qué tienes para cambiar? (Página 49)

Aprender, preguntarse y formar criterio. Que forma más clara y sencilla de decirlo. Me he pasado toda la vida (y seguiré hasta que me muera) aprendiendo. Y la única forma de aprender es que te cuestiones las cosas, que tras leer un texto o escuchar una conferencia te hagas más preguntas que antes. Y que todo sirva para que te formes una opinión, que te permitirá tomar decisiones más adecuadas. Es un error pensar que únicamente tomamos decisiones en los momentos y asuntos trascendentales. A lo largo de un día normal, tomamos numerosas microdecisiones que, en su conjunto, determinarán hacia donde nos estamos encaminando. Por ello es muy importante que tengamos claro cuál en nuestro futuro deseado. Un futuro lo suficientemente ambiciosos para que tire de nosotros hacia delante, pero al mismo tiempo lo suficientemente realista para que podamos ir dando pasos desde este mismo momento. Así, podremos llegar a él por alguna de las múltiples y posibles rutas. Hay que ser exigentes en el destino (el objetivo final a conseguir), pero flexibles en la ruta a seguir (adaptándonos a las circunstancias de cada momento). Estas circunstancias de cada momento nos obligarán a negociar para poder avanzar. Algo que ya intuía pero que cuando tuve a mi hija Berta me quedo muy claro, es que la vida es negociación. Cada momento, cada situación, cada actividad que quieres hacer y cada actividad que dejas de hacer, es una continua negociación. Y para negociar la otra persona debe poseer algo (no necesariamente material) que tú deseas y, al mismo tiempo, tú debes tener algo en lo que la otra persona está interesada. Y esto nos lleva a otro tema fundamental, la autoestima, el considerar que tienes muchas cosas (no estoy hablando de posesiones materiales) que son apreciadas y deseadas por los demás. Lo material, al intercambiarlo dejas de disfrutarlo. Lo intangible, al intercambiarlo (compartirlo) con otra persona, los dos podéis disfrutarlo al mismo tiempo. Resumiendo, cada minuto que pasa ganas y pierdes algo. Lo importante es que consigas estar más cerca de tu futuro deseado. Y para ello hay que tener suerte en la vida. Pero la suerte nace de dentro de nosotros mismos (“La Buena Suerte”, Alex Rovira y Fernando Trías de Bes) y, en gran parte, consiste en aprovechar cada instante, estando siempre atento a lo que el azar pone a nuestro alcance continuamente.

eLearning Trends to Follow in 2015 [Infographic] 22 enero 2015

Publicado por faraon en Me gusta, reflexiones , añadir un comentario

eLearning Trends to Follow in 2015 [Infographic]

eLearning Trends to Follow in 2015
Courtesy of: TalentLMS

Conclusiones. “Las estrategias de gobierno: Gobernanza TI” 7 enero 2015

Publicado por faraon en Actividades, Gobierno de las TI, reflexiones , añadir un comentario

Seminario Bienal “La universidad digital“, 2013/2015
3ª jornada: Las estrategias de gobierno: Gobernanza TI
11 de diciembre de 2014

Conclusiones

La Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la Universidad Politécnica de Madrid se convierte una vez más en un lugar de encuentro, de debate y de búsqueda de caminos para hacer una universidad mejor y más innovadora. La transformación de la universidad española necesita de un debate continuo y colectivo.

Esta jornada es una pieza, con tratamientos parciales, de un seminario bienal que persigue un objetivo global: la Universidad Digital. Tras una primera jornada en la que se planteó el marco general de reflexión y una segunda que abordó los temas educativos, ahora llega el momento del gobierno de esas tecnologías que están transformando la universidad. Está ampliamente asumido que las TI son en estos momentos un aspecto esencial de las universidades. Pero las TI suelen verse más como coste que como inversión, aunque se sepa que es mucho más costoso no invertir en tecnología. Se podrá acertar o no en el tratamiento y las elecciones de las tecnologías, pero lo indudable es que se debe apostar por ellas.

La Sociedad de la Información y del Conocimiento está cambiando la universidad tradicional. Las actuaciones impulsadas por las tecnologías digitales nos permiten hacer las mismas cosas pero mejor, o poder afrontarlas de forma distinta, pero también abordar cosas que antes no podíamos hacer. Existen experiencias de educación superior novedosas, con un enfoque educativo de preparación para un mundo cambiante. Hay un aumento de la demanda de formación, pero al mismo tiempo hay más movilidad, tanto nacional como internacional. Hay informes sobre educación superior que vaticinan que entrarán en juego agentes no tradicionales y que el modelo actual será inviable, excepto en algunos pocos casos. Estamos acostumbrados a que lo importante sea la titulación. Ahora se valoran también los certificados, de forma que serán muy demandados paquetes formativos flexibles que pueden salir rápidamente al mercado. El debate entre los grados y las certificaciones está sobre la mesa. En resumen, hay un escenario enormemente cambiante, y surge la pregunta ¿cómo gestionar todo esto? Parte de la respuesta es el Gobierno TI.

Consciente de ello, la Comisión Sectorial de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE-TIC) lleva años trabajando en esa dirección. El Modelo de Gobierno de TI para Universidades (GTI4U) asume los principios de la norma ISO 38500, y propone 6 modelos de madurez (uno por principio) y 130 buenas prácticas. Y puso en marcha el Proyecto de Arranque del Gobierno TI (PAGTI4U) en el que han participado hasta el momento diez universidades. Este proceso sigue cuatro pasos: creación del Comité GTI, formación a los componentes de ese comité (compartir lenguaje, conceptos y asimilar los fundamentos de la gobernanza), autoevaluación de la madurez inicial y redacción del plan de mejora. Del análisis de los resultados de este proyecto, se puede concluir que la situación inicial no es determinante para tener éxito en la implantación del gobierno TI y que el factor clave que más ha influido en el éxito ha sido la implicación del equipo de gobierno.

Los estudios derivados del PAGTI4U nos permiten extraer lecciones útiles para el resto de universidades que quieran embarcarse en el gobierno de las TI. Las situaciones de partida son comunes. La culpa es siempre de la informática y de los informáticos, con un descontento generalizado, la toma de decisiones no siempre se hace contando con los implicados y en muchos casos con una “referendumtitis” (todo se vota) y la creencia de que el que más grita es al que más caso se le hace. Como resultado de la participación en el PAGTI4U se consigue un mayor compromiso e implicación de los equipos de gobierno, la creación de los comités de gobierno y la puesta en marcha de la cartera de proyectos TI, entre otras acciones. Evidentemente existen problemas que superar, y el más destacado es la resistencia al cambio. Pero las ventajas finales son claras: priorización, planificación, transparencia y mayor organización. La situación con una filosofía de gobierno TI es que el equipo de gobierno conoce mejor la situación integral de sus tecnologías de la información, y por tanto puede potenciarlas y definir objetivos y acciones de mejora, transmitiendo una imagen más moderna e innovadora, y disponiendo de un personal TI más motivado.

Fruto de este análisis estratégico podemos concluir que:

para que se incorpore plenamente el Gobierno TI en las Universidades Españolas
es imprescindible superar la falta de cultura de gobierno y de estrategia general,
y seguir potenciando el apoyo de CRUE-TIC a la formación específica
y común de los directivos universitarios y la existencia de casos de éxito,
para poder aprovechar debidamente la oportunidad que ofrece
la demanda ciudadana de mayor transparencia, la existencia de investigadores
y el posicionamiento internacional (europeo y latinoamericano),
y minimizar así el efecto de la posibilidad de decaer como tendencia
y los incrementos marginales tras un inicio notorio

Tras la jornada podemos destacar algunas claves para el éxito del gobierno TI en las universidades. La primera es asumir que el gobierno de las TI es distinto de la gestión de las TI, y que por tanto es responsabilidad del equipo de gobierno. Al hablar de gobierno, tratamos con principios, no con aspectos técnicos. Pero si se tuviera que sintetizar, el factor definitivo es la implicación del CIO y del equipo de gobierno.

El mensaje final se puede resumir en:

La gobernanza TI en las universidades es posible

Convivencia y connivencia con el suspenso 4 septiembre 2014

Publicado por faraon en reflexiones , añadir un comentario

Acabamos de entrar en el mes de septiembre. Este mes está asociado con “las calabazas”, las recuperaciones y los buenos propósitos aunque en la Comunidad Valenciana esta año por primera vez no ha habido convocatoria de septiembre (la segunda convocatoria fue en julio) en todo el sistema educativo (desde primaria a la universidad). Pero no voy a entrar en este tema, que daría no solo para una entrada en el blog, sino para un blog completo.
Ayer empezaron las clases de Secundaria y Bachillerato en la Comunidad Valenciana (de Primaria también, pero ya no tengo hijos en ese nivel educativo) y durante la cena, estuvimos hablando de los nuevos (y antiguos) compañeros de clases de nuestros hijos. En la conversación, mi hijo comentó que un compañero suyo que había suspendido dos asignaturas en cuarto de ESO, había pasado a primero de bachillerato. ¡Con dos suspendidas! No he contrastado esta información, ni es mi objetivo hablar de ello (que daría no solo para una entrada en el blog, sino para un blog completo), sino que me preocupa que entre los jóvenes pueda existir la creencia de que se puede pasar de curso (¡y de nivel educativo!) aunque suspendas asignaturas. Además, mi hija comentó que en su colegio habían repetido primero de bachiller unos 20 alumnos. No sé cuantos alumnos había en primero el año pasado (¿2 o 3 grupos?), pero en cualquier caso me parece un porcentaje muy elevado. Y volvemos a lo mismo, el problema de que los jóvenes (¿y los padres?) vean natural el suspender.
Esta mañana mientras venía a la Universidad a trabajar, oyendo la radio, han dado los resultados del Observatorio de la Ser sobre el clima político en Andalucía, en el que todos los líderes políticos son suspendidos por los encuestados. Esta no es la única encuesta en la que nuestros políticos suspenden. Pero no pasa nada, siguen ahí en sus puestos. Pero no voy a entrar en este tema, que también daría no solo para una entrada en el blog, sino para un blog completo.
Entonces, ¿de que voy a hablar? De que a partir de estos pensamientos, he reflexionado sobre la tolerancia de nuestra sociedad a los suspensos. Los ciudadanos podemos suspender a nuestros dirigentes políticos, pero siguen ahí en sus cargos, representándonos y tomando decisiones importantes en nuestro nombre. Los profesores podemos suspender a nuestros alumnos, pero no pasa nada, intentaran acabar como puedan la carrera y cuando encuentren un trabajo (cosa cada vez más difícil) ya lo harán bien. ¿Y que problemas tiene el que toleremos los suspensos? Que nos acostumbramos a estar rodeados de cosas que no alcanzan el nivel deseado, pero no nos importa. Algunos argumentarán que toleramos los suspenso porque los sistemas de evaluación no son fiables, y que aunque tengan suspenso, realmente no son tan malos. Evidentemente la evaluación es clave en cualquier sistema de mejora de la calidad, pero en este caso sirve para rediseñar de nuevo el proceso y completar el ciclo que nos lleva a la mejora continua. Si la evaluación no tiene sus consecuencias, entonces no sirve para nada. Pero para que la evaluación sea efectiva, esta debe ser coherente con los objetivos y las competencias a alcanzar. Si la evaluación no mide lo que tiene que medir o los objetivos (competencias) no son los adecuados, cambiémoslo, pero no convivamos con los suspensos como si no pasara nada.
En el mundo de la educación, las notas son la motivación extrínseca. Y desde hace muchos años se sabe que la motivación extrínseca por sí mismo no funciona a largo plazo. Hay que complementarla con una motivación intrínseca. La evaluación es la clave y la llave de cualquier reforma (e innovación) educativa. La prueba y el error es una de las formas que tenemos los humanos para aprender. Es necesario fallar y equivocarse para aprender. Todos sabemos que se aprende más de los errores que de los aciertos. Yo veo el fracaso como una oportunidad para aprender. El aprendizaje consiste un proceso cíclico de errores frecuentes y de pequeños éxitos. Pero todo eso debe formar parte del proceso de aprendizaje, junto con la evaluación (continua y formativa, a ser posible), no ser algo que se realiza al final del proceso. He asistido a muchos debates en los que los alumnos demandaban más convocatorias, para así tener más oportunidades de aprobar. Cuando lo que deberían exigir es una mejor docencia y una evaluación adecuada.

Introduzcamos el error en nuestras aulas y eliminemos el suspenso de nuestras vidas.

Reflexiones sobre qué podemos considerar innovación docente 7 julio 2014

Publicado por faraon en Innovación educativa, reflexiones , añadir un comentario

El viernes pasado coincidí en la mesa redonda de las Redes UA con mi buen amigo Joe Miró. Y a la salida de la misma, en conversación informal, la Vicerrectora Cecilia Gómez nos preguntó si se sabía qué era la innovación docente. Como es habitual en Joe, la pregunta se le quedó rondándole en la cabeza y a los días nos envío un correo con unas reflexiones, que paso a transcribir. Como siempre Joe tan acertado.

Texto del correo de Joe Miró:


Este es un chiste que nos contó el cura (vasco) de nuestro colegio mayor:

– Patxi, para! ¿qué haces? ¿Por qué pegas a ese hombre?
– (con acento muy cerrado) Déjame. Es un judío! Los que matarón a Jesús!
– Eso fue hace 2000 años
– Pero yo me enteré ayer…

Cuando se habla de innovación docente, muchos lo contemplan desde un punto de vista individual. Por ejemplo, el puzzle de Aronson es una técnica de los años ’70. Gente que lo descubre 30 y 40 años más tarde y lo aplica en su aula cree que ha hecho innovación. La palabra adecuada en este caso no es innovación, sino “aprendizaje”: el profesor ha aprendido una técnica y la ha añadido a su arsenal.

Un caso muy típico es la introducción de tecnología. Algunos profesores creen que llevar sus apuntes a copistería es “lo de siempre”, pero colgarlas del Campus Virtual, es una innovación. Es como si escuchar “Yesterday” en vinilo no es una innovación, pero escucharlo desde un fichero MP3, sí. No es una innovación, es un cambio de medio.

Me acuerdo de un congreso de docencia de hace más de 10 años en el que un profesor explicaba como innovación su uso de transparencias. Este profesor explicaba la misma asignatura que yo, usaba el mismo libro que yo y sus transparencias eran los mismo diagramas que los que usaba yo. La única diferencia era que yo lo dibujaba en la pizarra y él los proyectaba en una pantalla. No veía la innovación en ninguna parte. Si hubiera aprovechado las nuevas posibilidades que le ofrecía el PowerPoint para crear nuevos diagramas, por ejemplo con animaciones, entonces sí que se podría considerar una innovación. Pero no lo hizo.

Un nuevo medio, aunque abre el camino a la innovación, no es en sí mismo una innovación.

Una innovación no es algo que sea nuevo para el individuo, ha de ser nuevo para la comunidad. Por lo tanto para que alguien pueda decir que ha hecho una innovación ha de estar al tanto de lo que pasa en la comunidad. Estamos muy acostumbrados a esto en la investigación: en la introduccción o en un capítulo aposta en cualquier artículo o en cualquier tesis hay que hacer una revisión del “estado del arte” del campo en cuestión. Estamos muy acostumbrados a hacer esto en todo… menos en docencia. Raramente una innovación es un cambio total, algo absolutamente nuevo. En general son alteraciones y novedades sobre algo existente. Pero es igualmente raro que algo se copie sin que precise alguna pequeña adaptación o novedad. ¿Cuándo deja de ser algo una “pequeña adaptación” y se convierte en una “innovación”?

Esto es subjetivo, pero también estamos muy acostumbrados en la universidad a esto: en las revisiones a artículos casi siempre hay un apartado en la que se pide al revisor valorar si lo que se aporta es suficientemente nuevo. Y no es raro que los revisores no coincidan.

Siendo prácticos, ¿cómo podemos establecer si una propuesta docente es una innovación? Se podrían exigir estos dos puntos:

– Debe haber un estudio detallado del estado del arte. Y este estudio debe englobar necesariamente lo que se ha hecho en el entorno directo del campo donde se va a actuar. Un artículo sobre una innovación en matemáticas de biología en la universidad española puede estudiar cuáles son las tendencias generales del estudio de las matemáticas a nivel mundial, pero debe describir qué se ha hecho en matemáticas de biología, o al menos en matemáticas en ciencias, en la última década y en España. Y uno debe desconfiar mucho cuando se dice que no hay ningún precedente o se omite la cuestión.

– Si la innovación se basa en un cambio de medio o el uso de una nueva tecnología, debe describirse qué posibilidades introduce esta nueva tecnología y cómo se ha hecho uso de ella. Salvo en el caso de que la tecnología en cuestión sea muy nueva y rompedora, el simple hecho de usar un nuevo medio raramente puede considerarse una innovación.

Si exigimos esto a los que solicitan un proyecto de innovación o escriben un artículo o ponencia sobre innovación ayudaremos a los profesores que quieren realizar una innovación a enfocar mejor sus esfuerzos, a los lectores de los artículos a entender el avance del área y a los administradores a asignar mejor los escasos recursos que tienen disponibles y así dirigir mejor su institución.

XX aniversari de la Xarxa Vives d’Universitats: #ExperiènciesVives 21 enero 2014

Publicado por faraon en Actividades, Prensa, reflexiones , añadir un comentario

XX aniversari de la Xarxa Vives d’Universitats

#ExperiènciesVives

Un instrument idoni per a la internacionalització de les universitats i per a reforçar les identitats locals i minoritàries
Faraón Llorens

És una xarxa d’universitats que comparteixen una espai cultural i lingüístic comú. Però tot i que la llengua catalana siga el motiu de la unió, la col·laboració i les actuacions conjuntes arriben a totes les activitats universitàries: docència, recerca, transferència i extensió universitària.

En aquesta societat global, les aliances tenen un valor estratègic. I la Vives és una xarxa d’aliances entre universitats de l’arc mediterrani. A ella pertanyen institucions publiques i privades, la qual cosa li dóna riquesa. I amb institucions de diferents països europeus, la qual cosa reforça la identitat europeista. Per tant, la XVU és un instrument idoni per a la internacionalització de les universitats pertanyents, però també per a reforçar les identitats locals i minoritàries, tan importants en un món global que ha de vetlar per la pluralitat i la diversitat, per a mantenir tota la riquesa creada al llarg de segles de cultura.

La meua experiència a la Xarxa va ser molt gratificant. Atesa la meua procedència del món de la tecnologia, una xarxa basada en la llengua em semblava una cosa llunyana. Però com a president de la Comissió de Llengua, vaig aprendre moltíssim dels tècnics lingüístics de les universitats de la xarxa. Em va obrir la ment a aquest món i augmentà la meua estima per la llengua valenciana, valorant-la més si cap, i transcendint l’àmbit familiar i emocional, per a adonar-me que té molt a dir en el món universitari.

Flipped Classroom 2 enero 2014

Publicado por faraon en reflexiones , añadir un comentario

A new method of teaching is turning the traditional classroom on its head.

What’s a flipped classroom — and why now?

Flipped Classroom

Created by Knewton and Column Five Media

Conclusiones. “¿Es la Universidad Digital un concepto diferente de la universidad tradicional?” 20 noviembre 2013

Publicado por faraon en Actividades, Gobierno de las TI, Innovación educativa, reflexiones , 1 comentario

Seminario Bienal “La universidad digital“, 2013/2015
1ª jornada: ¿Es la universidad digital un concepto diferente de la universidad tradicional?
14 de noviembre de 2013

Conclusiones

Tan importante como encontrar la respuesta correcta es hacerse las preguntas adecuadas. Es por ello que las conclusiones de esta primera Jornada del Seminario Bienal “La Universidad Digital” están conformadas por muchas preguntas y pocas aseveraciones.

La universidad digital ¿es una parte de la universidad?, ¿es una dimensión más de la misma? o ¿es una nueva concepción integral de la universidad? En cualquier caso, sea la universidad digital una vista de la universidad tradicional o sea una concepción holística de la misma, ¿tienen las universidades una estrategia frente a estos cambios?

Hace ya muchos años que existen universidades a distancia y basadas en internet, así que la universidad digital ¿es un problema particular de todas y cada una de las universidades?, ¿sólo de unas cuantas? o ¿debe abordarse desde la perspectiva del sistema universitario en su conjunto?

La universidad siempre ha evolucionado a lo largo de los siglos en un intento de dar respuestas a las demandas de la sociedad de cada tiempo. Sin embargo, la celeridad y la entidad de los cambios actuales en torno a la sociedad digital y conectada nos lleva a plantearnos si ¿estamos hablando de una suave evolución o de un cambio disruptivo? De si ¿es la universidad digital un concepto diferente de la universidad tradicional?

Estos cambios vienen dados fundamentalmente por el avance tecnológico, pero las decisiones clave no implican exclusivamente a los tecnólogos. Las Universidades ¿disponen de las infraestructuras adecuadas?, ¿estas son gestionadas eficientemente? y, finalmente, ¿existe un buen gobierno de las TI? Es decir, ¿está alineada la estrategia de las TI con la estrategia del negocio? Es más, la universidad digital, ¿es una mera acumulación de tecnologías de moda o existe un modelo que la defina y sustente?

Las tecnologías de la información y la comunicación nos permiten saltarnos las barreras del tiempo y del espacio, y concebir una universidad global. Pero la universidad digital ¿dispone de paradigmas formativos que permitan atender la heterogeneidad de los estudiantes? Las TI ayudan a la masificación pero también a la personalización y la adaptabilidad, pero ¿son estas tendencias contradictorias en la formación?, ¿se impondrá una sobre la otra? o ¿se complementarán? La universidad digital ¿ayudará a la proyección internacional de las universidades? ¿será suficientemente flexible el modelo formativo para atender las necesidades de los nuevos estudiantes? o ¿se tratará únicamente de una componente de la “burbuja educativa”?

Las respuestas a estas preguntas configurarán la futura universidad. Y aquellas universidades que sepan anticiparse a las respuestas se situarán en una posición privilegiada. Se puede ser conservador y reactivo, y esperar a ver qué pasa para ir a remolque de las universidades innovadoras y proactivas, pero esto es muy peligroso en una sociedad en la que “el ganador se lo lleva todo”.

En resumen, a la pregunta de si ¿es la universidad digital un concepto diferente de la universidad tradicional? , creemos firmemente que sí. Aunque aún no tenemos la respuesta a cómo será esa nueva universidad, seguimos buscándola y vamos a trabajar para hacerla realidad. Debemos pasar de la palabra a la acción. A ello vamos a dedicar las siguientes jornadas de este Seminario Bienal “La universidad digital”. ¿Nos acompañáis en este viaje?

La evolución futura del cerebro: aprendizaje y videojuegos 19 noviembre 2013

Publicado por faraon en Innovación educativa, reflexiones, Videojuegos , 2comentarios

En primer lugar voy a justificar el título de esta entrada, que seguro que en una primera lectura parece “chocante” e incluso pretenciosa.

Como ya he comentado en una entrada anterior, estoy leyendo el libro Los dragones del Edén de Carl Sagan, subtitulado especulaciones sobre la evolución de la inteligencia humana, y cual ha sido mi sorpresa cuando en el penúltimo capítulo, titulado La evolución futura del cerebro, he encontrado argumentos para el tema al que estoy dedicando últimamente la mayor parte de mi tiempo, trabajo e investigación: los videojuegos y el aprendizaje.

También me ha llamado la atención, que precisamente para un tema que considero de rabiosa actualidad, haya encontrado justificación en un libro, que aunque esté leyendo ahora (2013) y compré (y empecé a leer) en 2006 (fecha en que apareció la edición de bolsillo), su primera versión en castellano es de 1993 y la versión original de 1977. Esto me ha recordado la entrada que escribí este verano en las reflexiones estivales a bote pronto y que titulé arqueología docente, en la que planteaba recuperar libros escritos hace años y entresacar ideas y fragmentos que permanezcan vigentes. En este caso hay que reconocer la enorme capacidad predictiva de Carl Sagan.

En 1997 los videojuegos eran algo realmente novedoso. Recordemos que el Pong pertenece a la primera generación de videoconsolas, y Sagan ya dice en el libro “existe ya un juego muy popular que simula, en el marco de una pantalla de televisión, el bote de una pelota perfectamente elástica entre dos superficies o demarcaciones. Cada jugador dispone de un mando que le permite interceptar la pelota con una “raqueta” móvil. Si aquél no intercepta la pelota suma un cierto número de puntos negativos. Se trata de un juego muy interesante y su práctica entraña el aprendizaje de la segunda ley de Newton sobre el movimiento lineal. Jugando al “tenis”, el sujeto obtiene un profundo conocimiento intuitivo de la más simple física newtoniana”. Resalto las palabras profundo conocimiento intuitivo. Y sigue diciendo: “Esta especie de acumulación de información es precisamente lo que llamamos juego, con lo que se nos revela la importante función que éste desempeña: la obtención, ajena a toda consideración de índole práctica, de una visión global del mundo que es a la vez complemento y preparación para ulteriores actividades de orden analítico. Los computadores permiten el juego y el recreo en medios que de otra manera serían completamente inaccesibles a la mayoría de estudiantes”. Destacar la definición de juego y su utilidad en el aprendizaje, complementando las actividades habitualmente etiquetadas como académicas.

Esta idea es afianzada en párrafos posteriores. “Ambos pasatiempos, el “tenis” y la “guerra en el espacio”, sugieren una elaboración gradual de diagramas computerizados, con lo que se obtiene un conocimiento experimental e intuitivo de las leyes de la física. Éstas se formulan casi siempre en términos analíticos y algebraicos, es decir, con intervención del hemisferio izquierdo. Por ejemplo, la segunda ley de Newton se escribiría F=M a, y la ley de gravitación F = G M m/r2. Estas representaciones analíticas son de extrema utilidad y es realmente notable que el universo esté concebido de tal forma que el movimiento de los objetos pueda definirse mediante leyes relativamente sencillas. Sin embargo, estas leyes no son más que abstracciones de la experiencia. En esencia, no pasan de ser simples ardides nemotécnicos para recordar con facilidad un gran número de casos que sería muy difícil retener uno por uno, por lo menos tal como el hemisferio izquierdo concibe la memoria. Los diagramas de computador proporcionan al físico o al biólogo un amplio campo de experiencias respecto de los casos recapitulados por las leyes de la naturaleza, pero tal vez su función más importante sea la de permitir al profano captar de manera intuitiva, aunque no por ello menos profunda, el contenido de las misma.” En la enseñanza debemos dirigirnos tanto a la parte izquierda como a la derecha del cerebro del aprendiz.

Y le augura al uso de la tecnología en la enseñanza un futuro prometedor e inimaginable. “La elaboración de nuevas vías para el aprendizaje mediante computadores interactivos no conoce otros límites que el grado de inventiva de los programadores, y en este terreno es muy difícil avanzar conclusiones”. Resalto la importancia de la interactividad en el aprendizaje: aprendizaje mediante computadores interactivos.

Pero evidentemente no todo son ventajas, ni todo lo antiguo es malo. “La única objeción de que tengo constancia acerca del uso generalizado de calculadoras de bolsillo y computadores de pequeño tamaño es la de que, si los niños aprenden a manejarlos a una edad temprana, no asimilan como es debido la aritmética, la trigonometría y otras operaciones matemáticas que la máquina está en condiciones de realizar con mayor rapidez y exactitud que el alumno”. Estoy de acuerdo con la objeción, hay ciertas actividades de aprendizaje (memorístico y algorítmico) que deben continuar haciéndose, pero sabiendo que su importancia no es tanto por sí, si no como ejercicio de la mente para mantenerla en forma.

En cualquier caso, no hay que alarmarse, la historia se repite una y otra vez. Comenta que “es esta una controversia que se ha suscitado ya en otras épocas” y trascribe un fragmento de Fedro de Platón sobre la crítica a la invención de la escritura (diálogo entre los dioses egipcios Toth y Amón):
“Tu hallazgo fomentará la desidia en el ánimo de los que estudian, porque no usarán de su memoria, sino que se confiarán por entero a la apariencia externa de los caracteres escritos y se olvidarán de sí mismos. Lo que tú has descubierto no es una ayuda para la memoria, sino para la rememorización, y lo que das a tus discípulos no es la verdad, sino un reflejo de ella. Serán oyentes de muchas cosas y no habrán aprendido nada; parecerán omniscientes, y por lo común ignorarán todo; será la suya una compañía tediosas porque revestirán la apariencia de hombres sabios sin serlo realmente.”

Esto sí que es verdadera arqueología docente. Quien me iba a decir a mi que defendería la bondad de los videojuegos en el aprendizaje utilizando un texto de Platón (370 a. C.).