Exposición PFC Las Cigarreras

Máster en Arquitectura

Entradas antiguas

G2_ Miguel Mesa

Ficciones sociales. Arquitecturas y juguetes para comunidades experimentales.
Mireia Luzárraga, Miguel Mesa del castillo. Con Alejandro Muiño.
Invitado especial: Lluis Alexandre Casanovas

 

Curso 2018-2109
Primer Cuatrimestre (Mireia Luzárraga) Proyectos 2
Segundo Cuatrimestre (Miguel Mesa del Castillo) Proyectos 3

 

1/ Programa 2 [Segundo Cuatrimestre/P3]

En lugar de comenzar por un “programa” concreto, por un listado de “necesidades” o por una serie de condiciones (entorno, economía, ecología…) partiremos de la descripción ficcional de una comunidad que podríamos calificar como experimental y en la que el juego es un elemento muy visible.

Los estudiantes inventarán una breve ficción social relacionada con las cualidades del juguete que habían estudiado en la primera parte del curso que se constituirá como un “encargo” en el que los juegos que están mediados por los objetos estudiados caracterizarán y contribuirán en la composición de una determinada forma social.

Para ello el curso incluye una serie de clases teóricas y seminarios en las que se proporcionarán a los estudiantes ejemplos concretos de comunidades de referencia, por ejemplo:

  • Las que han documentado algunas fotógrafas como Justine Kurland (el circo ambulante, o los aficionados a la mecánica y el cuidado de los coches)
  • Las que se dieron en los años 80 en la producción de porno del Valle de San Fernando, recogidas en las fotografías de Larry Sultan
  • Toda la tradición relacionada con las ecoutopías de los años 60-70, fotografiadas por Joel Sternfeld entre otros.
  • Otras comunidades en las que los proyectos de felicidad aparecen asociados a tecnologías, urbanismos y prácticas concretas, como los cruceros, las discotecas o la falsa promesa de la energía inagotable y limpia.
  • Ejemplos de ocupaciones como las de Claremont Road, en las que una estética, una arquitectura y un urbanismo de lo frágil y lo inestable se identificaba con formas de vida alternativas, comprometidas, solidarias y de resistencia.

El objetivo principal del curso es desmontar el lugar común producido por las retóricas de la modernidad que afirma que todas las comunidades quieren más o menos lo mismo, que una vez constituidas son estables, que tienden a pacificarse del mismo modo y que la arquitectura es una tecnología de consenso que garantiza efectos beneficiosos, para reivindicar el conflicto como una categoría democrática y que puede ser equipada por materialidades y tecnologías de mediación como la arquitectura.